martes, noviembre 22, 2005

Día 5: Viernes 04 de Noviembre de 2005

Hoy ha sido día de curro. Me he estado pegando con la estúpida almohada, que es como un pequeño saco de arena (un día haré un monográfico), así que he dormido poco. He ido al curro solito y no me he perdido ni na, ole que bien! :-P. Bueno, ahora que ya sé donde están las instrucciones, todo va a ser más fácil… Bueno relativamente. Si os acordais, Alvaro me contó el otro día que más o menos debería tardar un mesecillo en estar listo, que el que menos ha tardado ha sido 2 semanas y que no se enteró de nada. Vale. Pues hoy me viene y me empieza a preguntar que tal, le suelto el rollo, que si tengo que repasarme la estadística para comprender perfectamente como funciona y tal. Me dice que eso realmente no hace falta y que solo hace falta que me conozca el procedimiento. Además el manual no me parece demasiado bueno en el sentido de que da muchas cosas por supuestas que luego explica o introduce más adelante, con lo que estás todo el rato de arriba abajo. Me dice que hay que sacar versión nueva del software y que el solo no puede porque tiene mucho curro y que claro, que le tengo que ayudar. Le recuerdo que me dijo lo de la presentación de marras. Vale, pues resulta que en definitiva ahora tengo 2 semanas en total para dedicar a aprender como funciona el sistema, así que o soy la ostia o me quedaré como el otro chaval que no se coscaba de nada. Al final me he mosqueao con el mundo y me he impreso el manual ese. Este finde lo destripo en casa y lo lleno de apuntes. Vamos hombre!

En la oficina, a determinadas horas suena una campanita como en los pueblos. Por ejemplo a las 10 (el horario es flexible, pero al menos tienes que estar trabajando de 10 a 15, esa zona horaria es sagrada), a las 12 (que es cuando SE VA A COMER!!!!), a las 15 (acaba el horario sagrado) y a las 17:45 (hora más normal de salida para todo el mundo). Así que a comer a las 12, madre mía, si he desayunado hace 3 horas, todavía tengo la comida de fiesta por las tripillas. Pues na, o como o me margino. Como ya me marginé ayer, hoy toca socialización :-D. Me voy a comer con la cartera lista, pero… Como no hay cosas que tenía que saber de antes (así como por arte de magia :-D). Resulta que con la tarjeta de acceso a la oficina, me hacen descuento. Vale me he dejado la tarjeta arriba. Pero no vale solo con la tarjeta, tienes que meter la tarjeta en una máquina y “recargarla”. Entonces la utilizas para pagar y te hacen un 20% de descuento en la comida. En francés Guilleume me dice que si quiero probar una cosa que se llama “Sato”. Lo veo y no parece nada del otro mundo… Ay, Jose, que nunca aprendes… :-D. Delante de mis ojos veo un minibol (8cm de diámetro) con lechuga y cebolla picada debajo, y encima un recipiente sellado que parece contener semillas o judías. El francés ya me empieza a decir que no le odie y tal. “Huele a kk”. Llego a la mesa y tó dios mirándome. Menos mal que me he sentado al lado de Takako que es especialista en todo lo que concierne a su propio país :-D. Me pregunta que si sé como se come. Ni idea claro. Pues ale, va ella y lo abre y… no tengo palabras para explicarlo. Imaginaros a Spiderman habiendo tirado telarañas de esas por encima de las judías esas y están completamente pegadas al plástico que recubría el recipiente. Pero lo peor es que se estira como 100 veces más que la mozzarela, Y ES IMPOSIBLE CORTARLO, y siempre te queda alguna hebrilla por ahí, al aire. Realmente una guarrada, y después de moverlo un poquito, HUELE QUE APESTA… aunque luego no sabe tan mal, es realmente frustrante el comerlo, te sientes haciendo una guarrada (realmente estas haciendo una guarrada enorme)… Al final me ha preguntado Takako si podía zamparselo, yo encantadísimo se lo he cedido. Por lo demás la comida bien.

Esta noche estamos quedando todos para ir a “roppongi” que es la zona de marchuka en Tokio, así que hemos quedado todos en el sito de cenar ramen a las 09:45. A ver si puedo ir un poco antes y así intento llamar a mi madre a casa, porque ayer intenté usar el Skype en casa de Ema y no pudimos contactar con mi madre. Me he preparado una cantidad masiva de arroz que no he podido terminar, pero la verdad es que el arroz de aquí no tiene nada que ver con el arroz que podemos tomar en España, o puede ser la cocinadora de arroz, que tampoco tiene nada que ver con la que compré en España y que supuestamente era la leche. La que tengo aquí permite cocinar menos cantidad, pero joer queda genial!!!! Me estoy poniendo ciego de arroz :-D

Pues ale, que ya estamos todos listos. Al final he conseguido que se venga Randy y Pedro, que estaban un poco sosetes y decían que no se venían (tristes). Para coger el tren hay que hacer algo un poco raro. En Madrid, para coger el metro, pagas un billete y ale, hasta donde quieras. Y si es un tren, pues según el destino eliges. Aquí las máquinas no te piden el destino, sino que te dejan meter dinero y simplemente seleccionas el billete con el importe adecuado para el destino, que supongo que tendrás que mirar en otro sitio. La verdad es que no me entero ni del nodo del japonés, pero la verdad es que me gusta no enterarme de nada, así el viaje resulta realmente una aventura, pero no os preocupéis, que voy a intentar estudiar todo lo posible para al menos entender algo :-D. Al final vamos Marco y Emanuel (italianos), Guilleume, Christian (alemán creo), Jin Kyuu (sur coreano), Randy, Pedro y yo.

Ya estamos metidos en el tren que nos lleva a Tokio. Aquí os pongo una fotillo del metro. Salen los chicos, en primer plano Guilleume (el francesillo) y Randy-Piraña. Como veis en la foto, El tren está completamente plagado de asas para sujetarse, lo cual da una idea de la cantidad de gente que puede llegar a ir en este tren :.-D.





Después de 45 minutos hemos llegado a Shinjuku, barrio pijo y típico de Tokio. Aquí tenemos que hacer transbordo, mi primer transbordo Japonés. Algunas fotillos de locos ::-) y la foto de los planos del tren o metro o lo que sea. Cogemos una linea de metro (joer el estúpido metro viene por el otro lado!) y ale, para roppongi. Al llegar y salir hago unas fotos:


Ahora somos dos





Ahora somos 3






Foto del plano del metro y las máquinas para sacar los tickets. En esta parte de la estación por lo menos hay 10.






Vamos por la calle y ¿qué se ve?, “cienes” y “cienes” de taxis:





También una copia de la moto de bmw





Y llegamos al sitio, que se llama Yellow. A la entrada nos encontramos con un amigo francés de Guilleume, que al parecer trabaja rodeado completamente de japoneses, con lo que está un poco más jodido :-D, pero no me acuerdo de su nombre. Bueno, el sitio es un sótano y entrar cuesta 3500 yenes, una pasta, y encima no te incluye ninguna consumición. He dicho un sótano? Más bien son tres plantas de sótano. Dentro no he podido hacer fotos, pero vamos, el sitio era interesante. La primera planta la entrada, la segunda planta y la tercera están divididas en dos mitades. Una la Pista Central, donde tocaban los DJs, y otra zona más tranquila. Nada más entrar Ema aparece con una tía (que crack). Los demás nos vamos a la zona de baile. Aquí el dj está en un extremo de la sala como si fuese un escenario, pero al mismo nivel que el público, de forma que muchos japoneses/as se asoman directamente a la mesa de mezclas. La verdad es que los japos son unos flipados, pero muy buen rollo con la gente. No ves los típicos Macoys de España. Aquí cada uno va a su bola de verdad. No te sientes raro para nada. Me estoy imaginando ese japo en Groove o Scorpia… Pobrecito :-D.

Otra cosa que he descubierto es que en Japón también existen “calientapichas”. Se ve que hay una escuela internacional. Estoy bailando con Jin (siempre tiendo a decirle Jin Kazama, y ya se ha acostumbrado) y aparecen dos Japonesas de los mas provocativas. Y si vestían provocativas, la forma de bailar pierde todo nombre posible en serio. No he flipado más en mi vida. Un rollo casi lésbico que realmente resultaba de lo más interesante, pero como he dicho… na de na. Las entraron como 3 tios y pasando mazo. Ellas a su bola, especialmente una que no hacía más que rebozarse con una columna, como si estuviese en un striptease. En esto que llega el chico francés este (sigo sin acordarme de su nombre), y el menda pasa entre las dos, y me empuja entre ellas, y luego a Jin… Al principio se parten de la risa, pero después ya pasan del tema cuando french-man se pone en plan canteo delante de una (la que tenía un tanga negro de hilo asomando por encima de un vaquero blanco que solo cubría la mitada de su culo, comprensible). Al final hubo un momento que la que se contorneaba como una culebrilla se pone a bailar delante de mi, y la verdad es que no sabía que hacer. La empujo? le meto un meneo? Arrimo la cebolleta? Ataco? Le doy una paliza? A saber cual es la respuesta, estoy en Japón y no me entero de nada. Me quedo mirando como baila (que la verdad es que era para mirar) y al cabo de un rato se aburre de hacer el capullo, habla con su amiga/chorba y se piran.

La discoteca está a tope. Un montón de gente, y me encuentro con Marco que me dice que el Guilleume también está trabajando en la mina, olé otro crack! Joer como está aquí el nivel la leche. No se que deciros, yo no estaba en ningún caso en plan pillador entrando a las tías, pero tampoco vi que se echasen a los brazos de los occidentales. Anyway, que muy buena música, la gente que se empieza a dividir. Me quedo con el Jin, que es muy buen tío, Piraña parece que está fuera del río, porque le veo por ahí haciendo el subnormal to marginal (me da un poco de pena la verdad), y luego está Christian. Un tío un poco raro. Yo creo que es un desquiciao del Love Parade. Hoy le ha cogido las gafas de cristal amarillo de Guilleume y el tío anda por ahí mirando en plan desquiciado a toda japo que se mueve. Para que os hagais una idea, es un tío bastante alto, casi me saca una cabeza, entrado un poco en carnes, rubio, de ojos azules saltones, y con una expresión tipo berserk vikingo, así que cuando le veo mirando a una tía me parto entero, porque parece que se la va a comer a bocados en plan caníbal en serio :-D.

La noche sigue, veo alguna japonesa decente, e incluso alguna que está bastante bien, vestida de negro pero muy provocativa, pero tenía una justificación, como estaba a punto de conocer. Me voy a la planta de arriba que hay menos gente, y veo que detrás de una persiana, hay una habitación con luz roja y con banquetas y llena de pibones. DONDE ESTÁ LA ENTRADA!!! Antes de que pueda pensar dos veces, la persiana se empieza a abrir, Y APARECEN 8 HYPER PAIBONS bailando en plan striptease. Flipo, flipo y vuelvo a flipar claro. Empiezan a salir una a una. Para que os hagáis una idea, la planta segunda y tercera están comunicadas a la altura de la sala de baile, con lo que desde arriba se ve lo de abajo, La sala esta roja estaba a la altura de la segunda planta (segundo sótano, con lo que está por encima de la tercera planta), y era visible desde abajo también. Las chicas están saliendo a la altura de la segunda planta como detrás de una valla, y claro haciendo unas cosas que…

Cuando acabo me bajo a toda leche como un niño pequeño para comentar la jugada con los compañeros. Pero en esto que ahora aparecen en la planta de abajo, subidas a un escenario con una barra de metal de las que se usan en el sriptease. Sin comentarios. Babas caen por mil millones. 8 Japonesas increíbles y haciendo unas locuras, aunque siempre vestidas con sus ropas mínimas. Saco la cámara y empiezo a grabar todo lo que pueda. Me vienen 3 japos y me hacen un placaje para que pare. Lo hago, pero ajo y agua que he grabado 2 minutos :-D. Al cabo de un rato se piran y claro, ahora ya no puedo ver ninguna japonesa ni siquiera decente, después de eso… Mejor, no quiero nada con japonesas…

El espectáculo del striptease que no es striptease se repite. Esta vez me pilla en primera fila. Ahora si que caen babas. MADRE MIA DEL AMOR HERMOSO!!! Pero me fijo en algo curioso, todas las tías de la disco están mirando a las bailarinas. En España eso es impensable, es más es que las parejas están comentando lo buenas que están las tías!!! De repente salen tías de diferentes sitios con dinero en la boca para que las chicas que bailan se lo cojan. La primera vez digo, pues será tortillera. Pero ya después de 10 tías, y que están con novio… no entiendo nada, el mundo al revés. Incluso reciben algún pico de las bailarinas!!! Que desperdicio…

Según avanza la noche el local se empieza a vaciar, solo quedan los despojillos (y los 6 capullos extranjeros que no se pueden ir antes porque no hay trenes). Gente bastante pedo, el dj de ahora que no es tan bueno como el primero. Tengo sed y estoy harto de beber agua en el cuarto de baño (que también es de tamaño japonés), así que me pido un “destornillador” por 700 yenes. La copa no es muy cara, pero claro lo amortizan con el precio de la entrada. Ná, solo queda alguna calentorrilla por ahí, que solo quiere que la miren y nada. Creo que mañana mis piernas van a estar muertas del todo, porque no he parado ni un solo momento.

Nos vamos, por fin, estoy matado. Guilleume y Ema salen con sus pibas. La verdad es que para mis estándares quedan muy por debajo, porque la cara deja mucho que desear. El cuerpo… no sé. Es que a las japos hay que verlas con pantalones, porque la falda engaña mucho. Si las ves con un pantalón tienen las piernas cortas y el culete un poco plano o caido. Pero claro, con la falda eso queda completamente tapado ;-). Bueno da igual, se lo están pasando bien, Guilleume que le está diciendo a la japo que si se van a un Love Hotel y que por la mañana se levantan, olvidan todo lo que ha pasado y listo. Que jefe :-). Hablo con Marco y me cuenta un secreto. Resulta que Ema conocía a la japonesa desde hace más de 1 año. Se conocen de Internet y han coincidido. Guilleume pasaba por allí y aprovechó la situación. Mmmm, va a ser que no son tan jefes como yo me creía, pero bueno, se van con ellas a un hotel, son jefes :-D (NOTA: Días más tarde me enteré que al final no hubo nada de nada con las chicas...). Nosotros por el contrario realizamos el regreso a casita. Una parada para comprar algo. La verdad es que sale caro salir de marcha en Tokio. Te dejas unos 1500 yenes en ir y volver en tren, mas los 3500 yenes de la entrada, la copa, y cualquier tontería que compres…te pones en los 6000 yenes a la mínima, y eso sin beber casi nada!. Aprovecho para hacer socialización a saco con la gente. Christian me cuenta todos los secretos de las pdas con diccionario japonés. Jin que lleva viviendo en UK 7 años y que tenía una novia rusa. Pedro que va a estar aquí 2 años y que ya hizo en su día la fase de “internship”. Me cuentan también que no hay problema en llevar gente a las habitaciones, que ellos han tenido amigos durmiendo allí y que no hay nadie que lo vigile. Así que el que quiera ya sabe! En mi habitación hay una cama (yo me pido el suelo ;-D).


Antes de coger el tren un par de fotos de madrugada: un Hummer blanco y una de las torres más altas de Roppongi, si no la más alta. A los pies de la torre es donde está una de las tiendas de Zara de Tokio:








De regreso estoy con Jin, que está siguiendo a una japonesa curiosa. En el segundo tren, nos dispersamos completamente y Jin y yo nos empezamos a partir el culo de los demás que se están quedando sobados. Vemos a un japonés que se está quedando sobado en plan Mr. Bean, con la cabeza casi en el suelo. En esto que me aparece delante un negro mazao y me dice no se qué. Me quedo mirandole “sorry?”. Me dice que si me estaba partiendo el culo de él. Yo flipo en colores. Le veo las pintas… tabique nasal desviado, alguna marca en la cara, voy de “que chulo soy cuidado que te mato”, movimiento de los brazos en plan Gran Theft Auto - San Andreas,… genial, tengo delante a un boxeador de fijo. Y se cree que me he descojonao en su cara. Conclusión, me quiere partir el alma. Me pongo las manos donde pueda usarlas para intentar parar la primera ostia que ya estoy viendo que me viene. Le digo al menda que siento mucho pero que no me estaba riendo de él. Me suelta algo en plan, entonces por qué me estabas mirando. JODER! Flipo con el pollo este, que complejo de negrata o algo así. Fijo que me mete. “No tío, que estaba mirando a mis colegas, que ni me había dado cuenta de que estabas ahí, que son mis colegas en serio, que se están quedando sobados y estábamos apostando a ver quien era el primero, pero en serio que nada contigo”. El menda se me queda mirando. A que me mete! Se gira hacia donde están los demás. Me mira. A que me mete! Me dice algo en plan americano total “vale tio tronco colega, te creo”, y se pira. FLIPO. El resto del viaje me quedo mirando el amanecer desde el tren, y como se dedica a sobar la gente en el tren. Delante de mi hay 2 japoneses con carritos de golf y comiéndose unas bolas enormes de arroz recubiertas de alga.

Nada, ya hemos llegado. Despierto a Pedro que se ha quedado completamente sopa. Les cuento la historia del negro a los demás, y Marco me cuenta que le había preguntado el pollo este que si yo estaba con ellos, y que no sabía qué era tan gracioso. Me cuenta también Marco que le había visto vendándose las manos. EL NEGRO ME QUERÍA METER A SACO! Como se le pira a la gente. Y encima, desde que nos estábamos riendo hasta que apareció el tío dental de mi pasaron unos 15 minutos. FLIPO :-).

Bueno, a las 6:30 para casa. Nos despedimos todos. Le pido a Randy que si puedo llamar desde su teléfono, porque desde las cabinas lo he intentado varias veces (justo antes de salir) y nada. Llamo a casa y no me lo cogen (son las 11 de la noche allí). Pues nada a dormir. Para dormirme pongo la tele (y todo el solazo entrando). Anda están poniendo Yugi-oh, a ver de qué va esto. Un coñazo. Se acaba y… “GALAKUSHI FOOSA”, o lo que es lo mismo GALAXY FORCE, es decir TRANSFORMERS. Pues va a ser que no voy a dormir :-D. Bueno, a las 9 me duermo, y dentro de unas horas será otro día ;-D.

3 Comentarios:

At 6:32 a. m., Anonymous gyru said...

Tenías que haber zumbao al negro, fijo que con la cara le haces un moratón en los nudillos :-P

 
At 6:56 p. m., Blogger Jose Antonio Alonso said...

la verdad es que sí, pero no me quería parecer a él la verdad, es que era de lo mas horroroso (oseavamostelojurodeverdad). Si es que me faltaba el chiquitín, le suelto a Bruno y se acojona :-D. Vamos hombre!

 
At 7:29 a. m., Anonymous Anónimo said...

¿Sigues vivo? Me has enganchado a tu aventura asiática. Bueno supongo que estarás bastante liado, japonés y trabajo vaya cóctel que te has buscado. Saludos.

 

Publicar un comentario

<< Home